lunes, 11 de octubre de 2010

Capítulo 24 "Intentando aclarar las cosas" parte II

-Maní confitado, maní confitado, maní confitado-dije nuevamente sacándole la lengua y él a su vez rió. Cada vez se acercaba más y no sabía qué hacer.

Estábamos tan cerca que incluso podía olerlo… y no olía a McDonald’s como la mayoría de los chicos, sino que olía bastante bien.

En realidad coquetear era inevitable para mí, todavía más para Ash, pero nunca me planteé tener una relación. Siempre bromeaba con que me encantaría estar con un Suizo, pero en realidad no me gustaría tener a un pega-loco(alguien muy pegote que te deja sin aire) atado a mí todo el día, me encanta la libertad.

Mientras mi mente divagaba por el espacio, noté que Benjamin me miraba con ojos expectantes.

Me mordí el labio.

-¿Qué ocurre?-preguntó algo desconcertado por mi expresión.

-Nada, debo irme- dije tomando mi bolso que se encontraba sobre la banca y me dispuse a caminar rápidamente hacia la entrada del colegio donde se encontraba la entrenadora.

Benjamin tan solo se quedó parado ahí mirándome desconcertado.

Subí al bus donde todas se encontraban sentadas conversando y cotilleando.

Me ubiqué junto a Taylor que iba mirando por la ventana con mirada perdida.

Por una extraña razón no podía dejar de pensar en Benjamin, Gustavo y un poquito en Anto-nio.
A todo esto ¿Por qué Gustavo había ido a buscar a Taylor a la enfermería?

Narra Taylor

No entendía todavía muy bien que había pasado… el plan iba muy bien, pero de pronto la pelota la vi cada vez más cerca y luego de dar unas vueltas, todo era negro. Sólo sentía una lágrimas rodar por mi cara, porque sentía dolor.

Recuerdo que al despertar en la enfermería tenía un algodón con mi sangre en el en la nariz, una cosa bien helada parecida a un gel en la cabeza y una almohada tras mi cabeza.
Rosi me preguntó si es que quería llamar a mi madre o a mi padre, pero le dije que en realidad quería ir a clases de basket.

-Bueno, pero entonces tu vas a tener que avisarle y asustarla tú, ya que está bastante extrañada por los repentinos accidentes que has tenido este año-dijo anotando algo en su cuaderno de pacientes.

-No te preocupes, yo me encargo de mamá-dije riendo al imaginarme a Rosi intentando explicar la situación.

Al mirarme al espejo vi que no tenía tan mal aspecto, sólo un poco roja la nariz, pero no había fractura y la cabeza casi no me dolía.

-Rosi, ¿exactamente qué me ocurrió?- le pregunté sin poder recordarlo.

-Bueno, esta niñita, Bárbara, provocó que la pelota de fútbol llegara directo a tu ca-ra… según lo que me dijo Hilary, diste unas vueltas algo mareada y luego te desplomaste.-dijo
tranquilamente- No te preocupes, al parecer no tuviste una lesión grave, caíste sobre una compañera y no alcanzaste a golpearte la cabeza fuertemente, pero si llegas a tener mareos, dolor de cabeza…

-Lo sé-la interrumpí- debo pedirle a mamá que me lleve a la clínica.

Toc-Toc.

En eso entró Gustavo.

Hace mucho que no lo veía.

Su expresión no me decía mucho, pero en sus ojos había un atisbo de tristeza… no sabía si era él o yo con una falla cerebral.

Se veía cambiado… no se veía como el chico que me había invitado por cortesía a pasear con él y mi hermana al parque.

-Tay… ¿Qué te pasó?-preguntó extrañado de verme.

Me mordí el labio y puse hacia arriba las palmas de mis manos en señal de ¡¿qué se yo?!

-Hola Rosi-saludó a la enfermera.-La secretaria de administración te manda estos papeles.

-Muchas Gracias-le dijo tomándolos y revisándolos, al parecer eran las fichas médicas de nuevos estudiantes…

Lo noté porque tenía escrito “INFORMES MÉDICOS DE ESTUDIANTES NUEVOS”.

-¿Tay?-dijo pasando una mano por enfrente de mis ojos para llamar mi atención que estaba puesta en esos papeles-¿te ayudó con el bolso? Al parecer fue un buen golpe.

-¿Cómo sabes que me golpeé?-inquirí desconcertada.

-Emm… esto…-dijo buscando una buena respuesta en su mente-tienes un poco infla-mado justo aquí-dijo apuntando mi frente y perfil de cara derecho.

-¿Se nota mucho?-mi tono de preocupación fue muy notorio por lo que lo disimulé haciendo como que me aclaraba la garganta.

-No, no tanto-me dijo con un tanto de risa en su tono de voz.-¿Te ayudo con tu bolso?

-Bueno- le ofrecí una sonrisa-Chau Rosi-dije dirigiéndome a ella-muchas gracias por todo.

-Recuerda que ante cualquier malestar…

-Vaya a la clínica-la interrumpí- entendido- dije dedicándole un sonrisa y salí de la enfermería.

-¿Cómo has estado?-me preguntó camino hacia la puerta del colegio…ya todos se estaban yendo.

-Bien… aparte de esto-mentí. En realidad no muchas cosas me salían bien últimamente, y todo lo veía negativo por lo de la “semana mágica”.

-No te ves muy segura-dijo notando mi tono de voz.

-Y... ¿qué me dices de ti? No he sabido nada de ti en una semana al menos, o eso creo. Aparte de que te ves algo triste ¿Qué te ocurre?-le pregunté mirándolo un momento mientras seguíamos rumbo a la puerta.

-Me voy de intercambio, por seis meses y no sé como decírselo a Hilary-Me quedé impactada ante la noticia... no sabía que decirle.

-Taylor-me dijo Hilary que me miraba interrogante desde el asiento de al lado.









Mañana subo otro pedacito :D las quiero y muchas gracias a todas las q comentaron... en realidad cuando comenten 5 ya q es medio corto...

7 comentarios:

gaby dijo...

me gusto......pero es un poco corto
cuando publicas denuevo¿?

Anónimo dijo...

Muy bueno.
Sigue así.

Johanna dijo...

Es muy cortico :(. Espero con ansias el proximo capitulo
Besos
Johanna
http://readingandreview.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Es verdad, cortito pero por lo menos pusiste :D

Anónimo dijo...

Es verdad, cortito pero por lo menos pusiste :D

Emma dijo...

qe pena qe gustavo se vaya :(
continua asi !!
besososososososos

Montse dijo...

Conchi, ame el capítulo, pero por que no lo beso Hilary, esta en un triangulo amorosa 1313 bueno espero que subas luego aunque te disculpo esta semana, por que tenemos muchos ensayos últimamente :)

Cuídate, besos

Montse